La hipermetropía ambiental

Todos los días asistimos a una multitud de noticias de carácter ambiental: terremotos y desastres naturales, modificaciones de leyes y decisiones de gobiernos, investigaciones y descubrimientos sobre fauna y flora, etc. De hecho, si lo analizamos con detenimiento, existen pocas noticias e informaciones que no afecten a nuestra relación con el medio ambiente, ya sean de carácter económico, tecnológico, e incluso deportivo, y no digamos político.

Sin embargo, a  pesar de este exceso de información en relación al medio ambiente, se produce una situación muy particular: la población valora mejor la situación del medio ambiente en el entorno más cercano a su vida cotidiana (escala local), que en los más alejados (escala regional, nacional, global), de tal modo que esa percepción se hace más negativa conforme se amplía  la escala territorial de referencia.

Este hecho, ya lo pone de manifiesto el Ecobarómetro de Andalucía 2011, el último publicado, donde ante las cuestiones referentes a los problemas ambientales más importantes, los datos muestran cómo los andaluces valoran mejor la situación del medio ambiente en su localidad de residencia que en el nivel regional de Andalucía o en el nivel global del planeta, manteniéndose esa percepción de forma bastante estable a lo largo de los diez años que componen la serie histórica disponible. Este fenómeno, bastante frecuente en este tipo de valoraciones, es a lo que la Psicología Ambiental ha denominado “Hipermetropía Ambiental“, y puede apreciarse en este gráfico, donde se comparan las valoraciones realizadas en los tres niveles territoriales considerados:

Fuente: Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía. Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC) (2011). “Andalucía y el Medio Ambiente 2000-2010: 10 años del Ecobarómetro”.
(http://www.iesa.csic.es/proyectos/160120123.pdf)

Asimismo, mientras que para el conjunto del planeta el problema ambiental más importante señalado es el cambio climático, a escala andaluza se presentan los incendios forestales, y en el ámbito local destacan la suciedad de las calles y el ruido, lo que refleja una vez más esta Hipermetropía Ambiental.

Estos datos pueden hacernos reflexionar sobre qué tipo de informaciones se eligen como noticias destacadas por parte de los medios de comunicación (habitualmente sólo conforman las portadas de tirada nacional o internacional crónicas de tipo ambiental que muestran una catástrofe o un posible drama de enormes dimensiones, si bien, en el ámbito local encontramos también iniciativas sugerentes y positivas), y también cómo los profesionales del sector estamos llevando a cabo la sensibilización ambiental entre nuestros grupos de interés. Con mucha frecuencia, se cumple la famosa Paradoja de Giddens sobre el cambio climático:

Lo que no es visible, no nos hacen visible, o no nos explican, no nos importa. El peso que cada problema tenga en la población tiene que ver con la información que recibe. (Giddens, A. 2010. “La política del cambio climático)

Estas distintas percepciones por parte de los ciudadanos afectan no sólo a las decisiones que se toman en el ámbito doméstico, sino también en el ámbito empresarial y político, lo que no encaja con el conspicuo lema que ha liderado la protección ambiental durante décadas: “Think global, act local“. Por lo tanto, nuestro objetivo como profesionales del medio ambiente debe incluir una información completa y adaptada de la realidad, para poder afrontar los desafíos de nuestro entrono de la mejor forma posible, ya que

La sostenibilidad no es un concepto en el marco de lo políticamente correcto y de lo comúnmente percibido, sino que es un concepto medible e imprescindible.

Hagamos entre todos un esfuerzo para intentar alcanzar este gran reto.

— D. Castañeda

, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario