La sostenibilidad es rentable

Sostenibilidad rentable

From stock.xchng. Stock photo: Thumbs Up. From boogy_man

Después de un largo tiempo sin publicar, hoy pretendemos hacer una pequeña aportación al reto de la sostenibilidad en las empresas.

La empresa es una institución decisiva en la sociedad contemporánea y, sin embargo, no goza de la consideración popular que pudiera corresponderle, pudiendo incluso decirse que está necesitada tanto de prestigio social como moral.

A una empresa hoy en día se le exige: que tenga beneficios y que los reparta entre sus accionistas y empleados, que sea innovadora, que dé respuestas a temas complejos (globalización, crisis), que contribuya con acciones sociales que repercutan en la comunidad, que tenga un compromiso claro con el medio ambiente, que sea transparente en sus decisiones…

¿Puede conseguir la empresa todo esto?

Por otro lado, se observa en los medios de comunicación y en la opinión pública un creciente uso del término “sostenibilidad”. Tanto es así que corre el peligro de que en poco tiempo se convierta en un concepto vacío, como ya le ocurriera a “solidaridad”, que actualmente se usa hasta para calificar una determinada manera de jugar al fútbol.

Hoy por Sostenibilidad se entiende:

  • Transparencia: una organización es sostenible si ofrece una información fiable y clara.
  • Compromiso: para ser sostenibles la empresa debe favorecer la conciliación de sus empleados.
  • Perdurabilidad en el tiempo: el sistema de pensiones en nuestro país debe ser sostenible.
  • Independencia (automantenible): el sector de las energías renovables es preciso que sea sostenible.
  • Ecológico, “verde”, no perjudicial para el medio ambiente: un coche eléctrico es más sostenible que uno que use combustibles de hidrocarburos.
  • Razonable, que aplica el “sentido común”: en España incluso tenemos una “Ley de Economía Sostenible”.
  • ONG’s, filantropía: los proyectos sociales se nutren en mucha medida de las donaciones de las empresas más sostenibles.

Pero, ¿qué es realmente la Sostenibilidad?

A nosotros nos gusta mucho cómo lo explica la Fundación ECODES en este vídeo:

Por tanto, la pregunta que surge es la siguiente:

¿Puede una empresa mejorar su competitividad mediante una estrategia de sostenibilidad adecuada?

En primer lugar, se puede responder que una empresa “es sostenible si es viable desde el punto de vista económico”, es decir, que se aplica el significado de perdurabilidad en el tiempo. No obstante, si queremos ir un poco más allá, vemos que, para que una empresa mejore su sostenibilidad debe dejar de pensar en el corto plazo y hacer en el largo, debe identificar qué es un gasto y qué una inversión. Pero de esto hablaremos en otro momento.

La cuestión que nos encontramos en muchas ocasiones es que las empresas acceden a la Sostenibilidad buscando una certificación más, un “sello” que pueda engrosar su particular colección. Una empresa ya está certificada en Calidad, en Medio Ambiente, incluso en Prevención de Riesgos Laborales y quiere dar “el siguiente paso”. Pero no se trata de esto.

La Sostenibilidad por sí sola no es rentable. La Sostenibilidad, desde un punto de vista general, no es rentable. No existen “soluciones globales” para esto. Somos nosotros los que logramos que pueda ser rentable. Lo exitoso es sin duda, la “Sostenibilidad a medida”, como ya empiezan a decir nuestros amigos de “Te hago Eco” (http://www.sostenibilidadamedida.com/).

En nuestro trabajo detectamos que la mayoría de las empresas y organizaciones ya desempeñan prácticas sostenibles, pero, por la razón que sea, aún no las han detectado y puesto en valor. Éste puede ser el primer paso para desarrollar una buena estrategia. Y es que la gran mayoría de las acciones encaminadas a la sostenibilidad suponen un ahorro de costes en las mismas. O una mejora en la competitividad, que también repercute en la cuenta de resultados.

Un ejemplo: hace poco visitamos una empresa que, tras varios meses de insistencia por parte de sus empleados, había accedido a modificar su horario, aprobando que los viernes por la tarde no se trabajara, y esas horas se recuperaban el resto de la semana. Enseguida observaron que el día de la semana más productivo comenzó a ser el viernes, aumentando su productividad un 20%.

Esto es un ejemplo muy concreto, pero en el día a día es donde las organizaciones se juegan su cuenta de resultados, y a veces, las medidas que menos esperamos son las mejores. No obstante, para poder conocer estos resultados, primero hay que tener la actitud para tomar este tipo de medidas, para después medir y tomar datos, y finalmente evaluar los resultados.

Por tanto, la Sostenibilidad no es sólo una “Hoja de Ruta” para que las grandes empresas justifiquen sus decisiones ante sus inversores.

La Sostenibilidad es una nueva forma de liderazgo.

Una forma que se basa en unos valores, y que bien implantada en la organización, hace que mejore su rentabilidad.

– D. Castañeda

Subscribe

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

, , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario